sábado, 26 de septiembre de 2009

El cantante de Los Gatos

Madmanmau y yo viajábamos en metro. Vi, a través de la ventana, a un tipo vestido de negro, con chamarra de cuero y copete altísimo.

Yo: ¡Mira! ahí está uno de esos señores que te gustan.

Madmanmau: ¿De los señores que me gustan? Eso se oye muy extraño... Es el cantante de Los Gatos.

Yo: ¡Oh! ¿El cantante de los gatos? ¿Y qué estará haciendo por aquí?

Madmanmau: Pues usa el metro, como tú y como yo.

Yo: Claro. Seguramente también se ha enamorado y le han roto el corazón, también ha sufrido... De seguro le teme a algo y ha perdido algo... También tiene que pagar luz y gas e impuestos... Es una persona, un ser humano...

¡Snif!

lunes, 14 de septiembre de 2009

Yisuscraist loves Zombie

Estoy sentada en el interior de un vagón del metro: pantalones de mezclilla, playera de Testament que compré ayer en el Mezcal Metal Fest, la inmortal chamarra de piel negra y cara de pocos amigos. Justo antes de que las puertas se abran en Zapata, una mujer genérica atrae mi atención mirándome fijamente a través de unos lentes rosas y habla:

- Oye, ¿te puedo decir algo?

- ¿Sí?

- Jesucristo te ama. Que tengas buen día.

La muy cobarde se baja del metro al instante, dejándome con mil palabras revolviéndose en mi lengua y con la cara roja de la risa contenida. Nadie más se percata de la situación. Empiezo a reirme sola y a pensar en todas esas cosas que no le dije. Repito las palabras "Jesucristo te ama" el resto del día pensando en lo jodona que se ha vuelto la religión para mí durante estos días, en "Welcome to the real world" de Gamma Ray y en la etiqueta "cosas que sólo me pasan a mí por ser yo" de mi blog.

La próxima vez que me suba al metro voy a mirar fijamente a alguien y decir: "¿Te puedo decir algo? La realidad es maravillosa".

jueves, 10 de septiembre de 2009

Zombie no quiere hacer la tarea




lunes, 7 de septiembre de 2009

No dejen de ver el post de abajo

¡Pero es que tienen que ver esto! ¡Todos! ¡Aaah! ¡Qué risa!

domingo, 6 de septiembre de 2009

Zombie in the box

Estoy platicando con el Tsunami de nuestra época dorada del grunge. A nosotros no nos tocó la mera época noventera de Seattle porque éramos demasiado jóvenes, pero nos desquitamos en la adolescencia. Empezaban los dosmiles y, mientras el resto de mozalbetes de nuestra edad se derretía con la fantasía nü metalera, nosotros pasábamos el tiempo en la extinta comuna Grunge Inc. donde convivíamos virtualmente con los tales Do_the_evolution (con quien tuve un mega dramático crush adolescente), Man_in_the_box, el Tourrete's, el Pordiosero Power, Fluoxetina y odinhueleaespiritujoven, entre otros.

Mi primer disco grungero fue el Ten; lo escuchaba en el discman cuando todavía no existían los emepetreces. Recuerdo cuánto sufrí cuando no pude ir a los tres primeros conciertos de Pearl Jam en México por ser todavía una niña de secundaria. Cuando regresaron en 2005 me desquité y fui a los dos conciertos en el Palacio de los Deportes con mi gran amor: grunge_84 (aquí va el suspiro). Él me regaló los dos bootlegs de los conciertos en México, ésos que se descargaban, se imprimían las portadas y se les pegaban bonito. También me presentó a Joy Division y a Paul Auster y me llevó al concierto de los Rolling Stones, pero ésa es otra historia.

En esas épocas el atuendo obligado era el vestido floreado, la chamarra rota y las Dr. Martens ("¿Conoces a Gaby? Sí, la pandrosa..."). Layne era mi único dios y conmemorábamos cada año la fecha de su muerte (estoy oyendo el Unplugged de Alice in Chains, fantástico). El Riot Act salía al mercado y junto con él las quejas de que Pearl Jam ya no era grunge sino "adulto contemporáneo". Los Stone Temple Pilots se separaban. Courtney Love sacaba disco nuevo (a mí sí me gustaba Hole y ella nunca me cayó tan mal). Audioslave surgía de repente pero yo seguía cantando Black Hole Sun. Adornábamos las playeras con el clásico "Grunge's not dead". Creo que, a pesar de toda la teenage angst, éramos felices. Nos cambió la vida, ¿verdad Tsunami?

Luego entré a la prepa.