sábado, 29 de agosto de 2009

Reaparición de mi amor de la secu

Viajaba dentro de un pumabús verde oscuro cuando, a través de la ventana, vi pasar a mi amor de la secundaria, por quien salivé copiosamente y sentí entregar equipo. Comprendí por qué la Zombie de catorce años estaba tan perdidamente enamorada de aquél que ahora caminaba con la frente en alto y el cabello lacio meciéndose al vaivén de sus pasos, tan guapo y tan malote, maldita sea, como de película.

El pumabús no se detendría ante mi capricho amoroso-nostálgico, así que no pude alcanzarlo para emitir el clásico "¡Cuántos años!" y me quedé asida al tubo de metal con una polilla, que había creído muerta, revoloteando en mi interior.

Actualización: creo que él lee mi blog. Pero ya posteé. Ni pedo.

domingo, 23 de agosto de 2009

Pin Floy

Eduardito y yo entramos a Gandhi para buscar unos libros y el tipo de la entrada nos preguntó si llevábamos algún disco o libro en nuestras bolsas. Yo llevaba cinco discos y él dos libros, así que el tipo procedió a etiquetar nuestras pertenencias.

Tipo: ¿Me puedes decir el nombre de tus discos?

Yo: A ver, Soundgarden.

El tipo escribió "Soundgarder".

Yo: Eh... Alice in Chains, Live.

Tipo: Le ponemos nomás "Live" ¿no?

Yo: Oquei... Pink Floyd.

El tipo escribió "Pin Floy". Lo demás, Rainbow y Kiss, sí lo escribió bien.

Luego de unos cuantos valiosos minutos de pegarle las estampitas a cada uno de los discos, pudimos pasar. El libro que yo buscaba ni estuvo.

viernes, 21 de agosto de 2009

Cervecería

El camión atravesaba avenida Universidad mientras Universal Stereo aderezaba el recorrido con música setentera. Yo miraba por la ventana con curiosidad porque a lo lejos había vislumbrado un cúmulo de mozalbetes greñudos y vestidos de negro que esperaban entrar a algún lugar. Las señoras cincuentonas que estaban sentadas atrás de mí vieron la aglomeración, interrumpieron su plática sobre las várices y hablaron:

- ¿Qué es eso?

- Una cervecería.

- Madre de Dios, tanto jovencito...

Me reí. Y ya.

jueves, 13 de agosto de 2009

martes, 4 de agosto de 2009

Aquí sigo

Nomás pérenme, pérenme tantito.