lunes, 29 de junio de 2009

Voy a extrañar la prepa

Cómo se inunda con la más ligera lluvia, los arbustos con formas tan extrañas que hacen pensar que el jardinero los podó en ácido, los baños extremadamente sucios llenos de mensajes edificantes como "Por favor mantengan el baño limpio. Compórtense como lo que son, no como se ven", las tediosas conferencias en el salón audiovisual, el señor que vende chicharrones junto al salón 13, el salón de usos múltiples, mejor conocido como "el gallinero", y la milenaria costumbre de los alumnos de fajarse a alguien ocultos detrás de sus paredes, los tres libros de la biblioteca y su horrible encargada, las computadoras virulentas, el profesor de Inglés guapetón, el de Física más feo que pegarle a Dios y el de Lectura y Redacción tan cristianamente insoportable, Arquímedes y sus fantásticas clases llenas de los Rolling Stones, de los Doors y del doctor Atl, las ofrendas de día de muertos, las pastorelas en las que los mozalbetes del coro, uniformados con bufandas, entonan villancicos con voces de niños de 5 años, las prácticas de laboratorio llenas de permanganato de potasio, glicerina, humo y tos, la misteriosa combustión espontánea de botes de basura y lockers, los días en que comíamos paletas con palito fosforescente e iluminábamos los salones durante la noche, los adolescentes que saben bien que para ligarse a una preparatoriana sólo hace falta llevar una guitarra acústica a la escuela, sentarse en el pasto y hacer como que tocan, la máquina de coca-colas que se roba el cambio, los fetos del laboratorio de Biología, los choques en el estacionamiento, la taza cortada a la mitad que adorna la dirección y dice "¡Usted pidió media taza de café!", el agradable director que se para en la entrada a las siete de la mañana para saludarnos a todos, la aburridísima y ñoña gaceta de la universidad, los jóvenes que se caen de borrachos pero son lo suficientemente responsables para entrar a clase en ese estado y perfumar el salón, los carteles que rezan "Los universitarios somos HONESTOS" junto a los de "Noche de playeras mojadas", las presentaciones de Mercadotecnia con todo y su comida gratis, los toquines en la explanada, los bailes masivos de "Payaso de rodeo" que aprovechábamos para huir discretamente, la antigua tradición de mojar a los de primer semestre, la comida insalubre del señor Salim, mis frases de Voltaire dibujadas en la pared, la pila bautismal oculta entre los cactus, las lágrimas en el lavabo y la risa en las bancas pintarrajeadas...

Pero ya era hora.

***
Hoy le pedí a un compañerito de clase que me enseñara su mochila:


A mí, en lo personal, nunca me ha gustado el Boing de uva.

jueves, 25 de junio de 2009

Jajajajajajaja

Madmanmau me hace reír:

madmanmau dice:
me acabo de quitar de la espalda el cd que venía con la revista gótica, jajjaja quien sabe cuanto llevaba ahí pegado

Zombie dice:
jajajajajajaja

miércoles, 24 de junio de 2009

Lástima que no uso gel

Encontré este producto en Waldo's:


Juro que captó mi atención porque de reojo leí "Celtic Frost". Jaja.

sábado, 20 de junio de 2009

Recuerdos de Cuautepec

1. Para aquello del mal de ojo y los "desamarres":


2. El único Torta Esponja pachuqueño:

¡Visite Cuautepec!

viernes, 19 de junio de 2009

Esto de ser adulta empieza a gustarme

Porque puedo hablar de sexo y de religión libremente, sin que algún otro adulto, casi siempre un maestro, me mire extrañado y vaya preocupado a hablar con mis papás de las cosas que digo y de que soy líder natural y por lo tanto resulto peligrosa para el resto del grupo.

miércoles, 17 de junio de 2009

Doble Trip Fontaine

¿Se acuerdan del Trip Fontaine de pacotilla, el que se reía de mi segundo nombre? Pues acabo de enterarme de que tiene un gemelo. Seguramente yo he andado por los pasillos de la escuela haciéndole mal de ojo a la persona equivocada sin saberlo, a lo mejor el Trip Fontaine chafa es el malo y su hermano es bueno y bondadoso. ¡A lo mejor su gemelo es el Trip Fontaine original!


Es mi escena favorita, cuando Lux se les escapa a sus padres católicos para besuquearse con Trip. Y con la "Crazy on you" de Heart, uff.

Distracción

Caminaba tranquilamente por la escuela, sin dañar a nadie, pensando en mis cosas, en mis asuntos, en mi futuro. De repente alguien me dio una nalgada. Me volteé extrañada y ahí estaban, dos quinceañeras que me veían y tapaban sus risitas con la mano. "Perdón, te confundí" me dijo una de ellas. Yo me reí y me puse roja, como siempre que no sé qué hacer. Me alejé pero no pude seguir pensando porque sentía sus miradas de niñas en la nuca. Caray.

lunes, 15 de junio de 2009

Mi estómago se está comiendo a sí mismo

Ay ay ay ay ay ay ay.

miércoles, 10 de junio de 2009

Yo no quería postear

Porque el metallicocentrismo me tiene paralizada, no he sabido iniciar una conversación con la gente que no tenga que ver con el maravilloso setlist del sábado o con la guitarra de Drácula de Kirk Hammet o con One o con The memory remains o con el helicóptero o con The memory remains o con Robert Trujillo o con The memory remains. En la tocadita de anoche en Cuautepec (ahí donde termina el arcoiris), donde se congregaron punks, metaleros y emos por igual, me encontré a mucha gente que se lamentaba por haber comprado boleto para el jueves, ese concierto que, según dicen, "no era de fans", pero estuvo chido.

Todos mis amigos y yo sentimos la nostalgia. Es rarísimo volver a sentarse a un salón de clases cerrado después de haber sentido el aire del foro Sol en los labios. Ese sentimiento de que ya fue, ya pasó. No puedo esperar a que salga el devedé para verlo una y otra y otra vez.

Pronto: posts post-Metallica. Y si encuentro el cable de mi celular, fotitos.

domingo, 7 de junio de 2009

Ayer


Ése ha sido el mejor concierto de todos. Todavía siento escalofríos.


Aquí el setlist (que tomé prestado de Sangre de Metal :)

viernes, 5 de junio de 2009

Metallica

Hijos, pero qué bello. Todo fue tan repentino y lleno de acciones desesperadas para llegar al concierto tipo Detroit Rock City. Mi celular se murió y no pude sacar ni una fotito, pero así lo disfruté más. Robert Trujillo aventó miles de plumillas justo donde yo estaba y todo se convirtió en un revolcadero de piernas, brazos y greñas; así como cuando rompen la piñata y los niños se avientan para agarrar dulces, sólo que con sujetos mucho más grandes, malotes y desesperados. Lo amé. Hacía mucho, mucho tiempo que me moría por estar presente durante el intro de El éxtasis del oro, ésa que canto cuando voy manejando. Y las explosiones en One y las flamas gigantes que quemaban lindo la cara y la pantallas gigantes y las guitarras de Ouija y las arrugas de Lars. Kirk Hammet y Robert Trujillo igualitititos que en las fotos.

La sed después de un concierto es insoportable. El dolor en los pies. Sólo he dormido unas dos horas (¿Alguna vez han tenido tanto sueño que ven cosas que no están ahí? Por ejemplo, confundir un señalamiento de tránsito con un hombre de gorra que camina con las manos en las bolsas o ver un espacio entre un Oxxo y un poste como un tráiler gigantesco, como me pasó a mí). Pero me siento tan felizmente cansada, con playera de la viborita del álbum negro y todo, regresando de la clase de las 7 de la mañana donde seguramente todos piensan en una resaca. Aún no puedo abrir bien los ojos y eso se siente bien.

martes, 2 de junio de 2009

De las cosas de las que se entera uno cuando va a cortarse el cabello

Mientras me recogía el cabello con pinzas y lo cortaba inclementemente, la chica estilista charlaba despreocupadamente con una clienta que engullía unos Rancheritos:

Clienta: ¿Te acuerdas de la amiga traicionera de la que te conté?

Chica estilista: Sí.

Clienta: Pues hoy se enteró de que está embarazada.

Chica estilista: Nooo. ¿Del profesor?

Clienta: Sí. Es el karma...

Chica estilista: ¿Quieres que te lo alacie?

Yo: ¿Eh? Ah, sí.

lunes, 1 de junio de 2009

Yo quería postear

Pero pero pero. Mejor escribo en mi diario los dramas y cosas adolescentoides, cosas que ustedes no pueden saber, cosas peligrosas.