viernes, 27 de febrero de 2009

Zombie conoce a un piloto

Piloto: Mi hermano también es metalero. Hace poco le compré una playera de Ch... Chi...

Yo: ¿Children of Bodom?

Piloto: Oh sí, eso. Mi hermano también fue a un concierto hace poco, en el foro Sol, de... ¿Cómo se llaman? Empieza con I...

Yo: Iron Maiden.

Piloto: Ah sí, eso, eso, eso.

Yo: De hecho van a regresar pronto. ¿Tu hermano va a ir?

Piloto: No sé, pero esos de Iron Maiden traen un avionzoooooote con una momia dibujada, un Boeing 757, y lo maneja el guitarrista o no sé quién ¿no? ¿no?


.......................................................




Mañana es el día. Ahí nos vemos (sonrisita).

jueves, 26 de febrero de 2009

Crisis momentánea (ya se me pasará, no se preocupen)

Estoy tan confundida. No sé qué voy a hacer, no sé qué va a ser de mi vida. Demonioooooooos. Que alguien escriba un libro para mí, por favor, que alguien me diga qué debo hacer, ¡que alguien me ordene lo que debo hacer! Que alguien me dicte al oído lo que debo decir, que alguien sabio tome las decisiones importantes por mí. Tengo miedo, más miedo que nunca.

lunes, 23 de febrero de 2009

Estampa de Pink Floyd


Quiero conocer a quien sea que maneje ese auto antiguo con estampita de Pink Floyd. Es sexy.

Aunque diga "Gilmur".


Examen

Me sentaron junto a un tipo igual de gripiento y mocoso que yo, quien además tenía una enorme y horrible garra negra en la mano derecha. ¡Una enorme y horrible garra negra! No pude concentrarme y contesté puras barrabasadas en la sección de Matemáticas y ahora de seguro no voy a quedar en la universidad y voy a tener que vender chicles en los semáforos. Adiós a mis sueños de ser periodista, adiós a la vida que siempre he deseado, adiós a los compañeritos de clase que jamás conoceré, a los libros que jamás leeré, a los maestros que jamás llegaré a odiar. Todo por culpa de una enorme y horrible garra negra.

Ah, además vi cómo una pobre chica se levantó corriendo de su asiento hacia el baño a mitad del examen, gritando algo sobre su estómago. Gulp.

jueves, 19 de febrero de 2009

Fiebre

Hace rato me tomé un escorpionazo (jugo de naranja, ajo, cebolla, chile piquín, sal y limón). Si eso no me cura, por lo menos me queda un aliento brutal que evitará que las maestras se me acerquen. También me inyectaron penicilina o algo así, pero nomás me dolió un montón y todavía no me siento mejor. Mis ojos están en llamas, puedo sentirlo. En mi siesta vespertina soñé con camillas y doctores y sólo se me ocurre culpar a Grey's Anatomy. Debería irme a dormir o algo, pero son casi las 8 y mi programa de radio favorito está a punto de empezar. Lalalá. Quizá un poco de metal nacional me haga bien. Lalalá.

....................................................................

Ése es un bolillo atómico. Lo hice en Paint para mi mejor amiga de todo el mundo. Bonito, ¿no?

Argh, argh, argh, argh

Como ustedes saben, soy víctima de una mezcla de gripa y tos que me deja los ojos rojísimos y la nariz hinchada. Por eso hoy que vine a la escuela responsablemente decidí que lo mejor sería usar mis lentes oscuros favoritos, una bufanda (a pesar de que hace calorcito y los Beach Boys suenan en el aire) y unos tenis rosados que combinan con mi nariz, también rosada. Hace menos de diez minutos me senté en una banquita de la escuela, dispuesta a escuchar a Rush o a los Misfits o a Children of Bodom o cualquier cosa que el shuffle de mi emepetrés escogiera, sin dañar a nadie. Entonces una maestra cincuentona que no conozco pasó frente a mí y me miró extrañada. Luego fue con un par de alumnas sosas, de ésas que llevan tacones a la escuela y se inclinan hacia el look secretarial, y les dijo algo que no pude entender. Las tres me miraban insistentemente, lo cual empezó a molestarme. Finalmente, la maestra se me acercó:

Maestra: ¿Qué pasó, señorita?

Yo: ¿Qué pasó de qué?

Maestra: ¿De qué semestre eres?

Yo: ¿Por qué?

Maestra: Pues es que te vi rara, pensé que estabas llorando. ¿Tienes algún problema?

Yo: No, estoy bien, sólo estoy enferma, GRACIAS.

Maestra: Porque le estaba preguntando a las compañeritas si te conocen o saben de qué semestre eres, y nada. Pero si sí tienes algún problema te puedo llevar con la trabajadora social para que te atienda...

Yo: Ya le dije que nada más estoy enferma, no tengo nada, en serio, GRACIAS.

Maestra: ¿Segura? Porque te veo rara. ¿Que te ponga el cuerno tu novio si me estás mintiendo? Jiji, es que antes se decía "que te parta un rayo", ¿no? Pero ahora las chavitas dicen "que te pongan el cuerno", porque debe ser peor que te pongan el cuerno a que te caiga un rayo, ¿no? Pero si necesitas hablar con alguien te puedo llevar a la dirección, porque luego hace falta alguien que nos escuche, ¿no?

Yo: No, GRACIAS, jeje, GRACIAS. Grgrgrgrgr.

Cuando por fin se fue y me dejó en paz comprendí que en realidad a la ñora no le interesaba ayudarme. Mi teoría es que aplicó la de "Lente oscuro, grifo seguro", y quería mandarme a la dirección para que ahí determinaran si andaba pacheca o no. Gr, qué molesto. Ha habido innumerables ocasiones en que me siento muy sola e incomprendida en la escuela y ningún maestro, ni el director, ni la trabajadora social ni el psicólogo se interesan por mí. ¿Luego por qué se vuelve uno pacheco de a devis? ¡Para darles gusto! Metiches, prejuiciosos, pendejos. Los odio.

Aunque esto me recuerda el piropo que me dijo un compañero hace tiempo, que más bien me dio risa: "Es que tú te ves como pacheca, Zombie, pero pacheca sexy. Hay chavas que se quieren ver pachecas, pero no les sale, y a ti te sale natural". Jaja.

miércoles, 18 de febrero de 2009

Pastillas mágicas

Yo soy de esas personas que no toman medicina hasta que sienten que ya se están muriendo, pero ayer en la noche, después de andar todo el día con el cuerpo cortado, con la frente bien caliente y con un ecosistema en la garganta, me tomé unas pastillas para controlar los síntomas de la gripe y la tos. Eran de las que no provocan sueño, así que me causaron todo lo contrario a mí, que me encanta dormir. A la una de la mañana yo seguía platicando con Rodrigo a sabiendas de que hoy tendría que levantarme a las seis. A eso de la una y media me fui a acostar, pero nada más daba vueltas en la cama, sin poder dormir. Prendí la tele, vi un capítulo completo de Law & Order y cuando terminó eran casi las tres, lo cual me dejaba con tres rápidas horas para descansar antes de empezar el día. Total que no sé cómo, pero me dormí. Después de un ratito desperté de nuevo, totalmente repuesta. Vi el reloj y ¡eran las 5:55! (lo recuerdo por los tres cincos, lo más cercano al seis-seis-seis). Me puse a hacer cosas para matar el tiempo, hasta que el efecto de las pastillas pasó y me volví a sentir enferma y cansada. Ni modo, me tomé otras dos y como nueva. Demonios, ya sé por qué luego las prohíben: porque hacen que uno se sienta bien, y casi todo lo que hace sentir bien es malo (o es pecado). ¡Cof cof!

martes, 17 de febrero de 2009

Me gusta Grey's Anatomy, ¿y qué?

Estoy enferma. Hoy estuve echada todo el día viendo la tele. Descubrí que en Sony pasan Grey´s Anatomy tres veces al día, y la vi las tres veces. La serie me gusta, pero la verdad es que jamás le he entendido porque a cada hora pasan un capítulo de temporadas diferentes, entonces en uno el doctor Karev anda con Izzie y en el otro está clavadísimo con Eva, quien en algunos capítulos está hinchadísima y embarazada y en otros está guapa y tiene un embarazo psicológico nada más; en un episodio el doctor Shepherd está a punto de irse a vivir con Meredith, en el siguiente anda con una enfermera y al siguiente resulta que sigue casado con Addison. ¡Demonios! Me sé la historia en desorden. Además me pregunto si toda la terminología médica que utilizan en el programa será cierta o nomás meten palabras raras para que se escuche profesional. Gr, pero me gusta, ¿y?

lunes, 16 de febrero de 2009

El megabeso

Superan Récord Guiness de megabeso en el Zócalo
Participan 39 mil 897 personas tras más de dos horas de retraso


Bueno, sí, muy bonito y todo, pero hay algo que no entiendo: ¿Por qué 39 mil 897? ¿No debería ser un número par? ¿O qué hubo un beso entre tres? Iugh.

Zombie, la asustadiza

Pequeña anécdota sobre Windows Vista

Hace como un año, al entrar al laboratorio en nuestra primera clase de Informática, el profesor, orgulloso, nos mostró las computadoras nuevas.

- Como pueden ver, tenemos computadoras nuevas y muy caras. Tienen una pantallota y además vienen con Windows Vista...

- Profesor, ¿Cuál es la diferencia entre Windows XP y Windows Vista?

- Bueno... Pues... Como pueden ver... Ahora en vez de decir "Mi PC" dice "Equipo".

Todo mundo se queja del bajo rendimiento de Windows Vista, ¡pero dice "Equipo", coño! Supera eso, Windows 7.

viernes, 13 de febrero de 2009

Al rato posteo algo padriuris, lo prometo

Es que ayer fui a ver a los Doors. Anduve de gritona y bailadora (como en los viejos tiempos, jaja) y hoy me duele la espalda, las piernas me matan y ahora sí parezco un zombie de verdad. Ya estoy vieja, snif. Pero estuvo bien bonito.

lunes, 9 de febrero de 2009

Perder el miedo

Google dice: "miedo patológico a perder el poder o a ser vulnerable", "perder el miedo a invertir", "perder el miedo a equivocarse", "perder el miedo de vender en Internet". Nada que pueda ayudarme. Yo más bien le temo a la oscuridad después de hablar con mis amigos sobre mecánica cuántica o después de escuchar los mensajes ocultos en las canciones de Pink Floyd. Una noche, a eso de las tres o cuatro, desperté con un hambre endemoniada. Mi miedo a la oscuridad me detuvo, no me atreví a asaltar la cocina en la penumbra y mejor me comí unos Doritos rancios que encontré en un rincón de la recámara. También le temo a algunas canciones, como la de "The power to believe" de King Crimson, a una de Air y a un par del soundtrack de Donnie Darko. Y si se me ocurre escucharlas en la oscuridad es aún peor. I have a constant fear someone´s always near. Maiden sabe qué onda con mi miedo. Además le temo al sonambulismo. No soporto la idea de levantarme a hacer o decir cosas mientras duermo. Dicen quienes me han visto dormida que a veces me siento en la cama, señalo cosas y balbuceo incoherencias como "Es un poeta contemporáneo" o "Can I get your autograph?". Aunque mis temores no son constantes y aparecen sólo cuando me siento sola, vulnerable o alguien menciona la teoría de cuerdas justo antes de dormir.

Hay otros miedos. Algunos me han privado de placeres inefables y logros extraordinarios a mi corta edad. Otros han provocado decepciones propias y de mis amigos. He dejado de actuar por puro miedo. Me bajé varias veces por las escaleras en vez de saltar del trampolín porque el temor a las alturas me rebasaba. La oscuridad no es nada comparada con el rechazo, el fracaso y el dolor. A veces me detengo porque sé que no voy a alcanzar el autobús, porque no puedo pasar de la tercera línea, porque mi experiencia es breve, porque no soy carismática ni platicadora ni tengo voz de sirena. Ésos son los peores. Por lo menos ahora intento estorbarle a la gente tempranito en la mañana, poner más discos y correr más. Yo no sé si es la edad. Me extraña que se le preste más atención al miedo que causa convertirse en adolescente que al de convertirse en adulto. Cuando se es un jovencito ni se siente. En cambio, cuando uno crece, hay más presión, más opciones y acontecimientos decisivos, más miedos inexplicables.

(Acabo de beber un buen vaso de Pepto Bismol)

viernes, 6 de febrero de 2009

Huellas

Estábamos en la secu. Mis compañeritos de clase, Eduardito (que se sentaba atrás de mí y me escondía los lápices) y yo, estábamos todos comprimidos en un salón, ansiosos por salir al recreo. Una de nuestras compañeritas, Cristina, tuvo la mala suerte de pararse en la entrada justo en el momento en que la chicharra sonó. Todos salieron corriendo cual estampida para agarrar buen lugar en la tiendita, sin fijarse que bajo los pies de todos estaba Cristina, siendo aplastada por veinte o treinta Panams. La pobre Cristina se levantó llorando con las huellas de los tenis de sus compañeros impresas en el uniforme de la escuela y los fue a acusar: "Katyyyyy, me pisaroooon, buaaa". No pudimos evitar reir imaginando que no sólo tenía huellas de zapatos en la camiseta, sino también de bicicleta y de coche. Algo así:

(Hoy en día Cristina es una chica linda que además es novia de un amigo, pero no leen blogs, así que bah)


Moraleja: no sólo en los conciertos aplastan a la gente, sino también en las secundarias. A ver, prohíbanlas, a ver.

jueves, 5 de febrero de 2009

Multitud

Rodrigo dice que me encontró en un video del concierto de Iron Maiden del año pasado:



Ni siquiera yo sé si sí soy yo. Además, ¿por qué sería la única que no mira hacia la derecha? Con razón siempre dicen que ando en mi pedo.

miércoles, 4 de febrero de 2009

Mensaje recibido hace un montón en el concierto de Judas Priest

Estoy levantando un vaso amarillo de POP CORN, estoy del lado izquierdo del escenario junto a un chavo de negro y junto a unos borrachos.

Obviamente, nunca encontré a mi amigo.

lunes, 2 de febrero de 2009

Risa

El otro día dije "palero" en vez de decir "monaguillo".

Y reí y reí y reí y reí y reí.

Y luego se me olvidó de qué reía.