viernes, 5 de junio de 2009

Metallica

Hijos, pero qué bello. Todo fue tan repentino y lleno de acciones desesperadas para llegar al concierto tipo Detroit Rock City. Mi celular se murió y no pude sacar ni una fotito, pero así lo disfruté más. Robert Trujillo aventó miles de plumillas justo donde yo estaba y todo se convirtió en un revolcadero de piernas, brazos y greñas; así como cuando rompen la piñata y los niños se avientan para agarrar dulces, sólo que con sujetos mucho más grandes, malotes y desesperados. Lo amé. Hacía mucho, mucho tiempo que me moría por estar presente durante el intro de El éxtasis del oro, ésa que canto cuando voy manejando. Y las explosiones en One y las flamas gigantes que quemaban lindo la cara y la pantallas gigantes y las guitarras de Ouija y las arrugas de Lars. Kirk Hammet y Robert Trujillo igualitititos que en las fotos.

La sed después de un concierto es insoportable. El dolor en los pies. Sólo he dormido unas dos horas (¿Alguna vez han tenido tanto sueño que ven cosas que no están ahí? Por ejemplo, confundir un señalamiento de tránsito con un hombre de gorra que camina con las manos en las bolsas o ver un espacio entre un Oxxo y un poste como un tráiler gigantesco, como me pasó a mí). Pero me siento tan felizmente cansada, con playera de la viborita del álbum negro y todo, regresando de la clase de las 7 de la mañana donde seguramente todos piensan en una resaca. Aún no puedo abrir bien los ojos y eso se siente bien.

5 comentarios:

Tsunami dijo...

Me alegro mucho mucho mucho de que hayas podido ir... ves??? las cosas buenas llegan tarde o temprano...

madmanmau dijo...

que envidia! lo de alucinar....también lo del concierto

Kase dijo...

no saliste con sangre? cuando era niño con lo de la piñata lo aprendi... guardar tus extremidades lejos de esos salvajes niños....
podrian arrancarlas >.< ni pensar con chikos rudos y metaleros

>.<

ru dijo...

Jijiji, a mí me pasó lo mismo en un concierto de Flans. Bueno, no, pero qué bueno que estuvo tan chévere.

Taquero Narcosatánico dijo...

Yo no iré a ninguno, qué triste. Revisé el setlist del concierto y creo que no me hubiera gustado tanto, a ver qué tal los otros días.