miércoles, 29 de abril de 2009

El mundo exterior

Hoy salí a la calle después de tres días de encierro voluntario, armada con un tapabocas confeccionado con un paliacate (muy revolucionario) y un billete de cincuenta pesos que se veía tan nuevo que era difícil no confiar en que era virgen y no contenía ni un virus. No pasaron más de tres minutos cuando me sentí terriblemente insegura y deseé regresar a casa, donde estaba segura de que todo lo que había estaba libre de influenza y mis pertenencias sólo habían sido tocadas por mí. Cuando me detuve en la gasolinera me cubrí exageradamente la cara y recibí con horror el cambio de mi billete (dos monedas de a diez). Después, cuando tomé la decisión de deshacerme de mis angustias, me quité el tapabocas y, al aspirar profundo, sentí tierra y polvo en la nariz, en la garganta, en los pulmones. Me lo volví a poner.

En el mundo virtual no existen los virus ni la gripe, así que me hice una cuenta en Second Life. Me tardé mil horas en diseñar mi avatar: que si el cabello castaño, que si muchas nalgas, que si pecas en la cara. Luego, cuando me encontré rodeada de "gente", descubrí que todos eran altísimos y yo era una pequeña niña con vestido de bolitas. Ya después hice un par de amigas que me explicaron cómo cambiar y me convertí en una chica gótica muy alta y pálida, con vestido de malla y todo. Luego fuimos la playa a buscar chicos lindos. Luego me aburrí y me fui a ver si puso la marrana (juar juar, ¿entendieron? la marrana, juar juar).

Ahora que estoy de vuelta en el mundo real lamento no haberme dado una vuelta por Blockbuster. Quizá llene mi vacío con comida, quizá lea todos esos libros que tengo pendientes. Tal vez aproveche para hacer todo lo que tenía que hacer desde hace meses y ordene mis discos en orden alfabético o acomode todas mis revistas en el baúl. O a lo mejor me quedo aquí sentada, conviviendo con algunos de ustedes vía Messenger.

9 comentarios:

ru dijo...

O podrías salir con una sierra y una escopeta a sembrar el terror en las calles.

Nah, mejor messenger.

Cool Acid dijo...

Salir = muerte por influenza
Quedarte = muerte por aburrimiento.

Ni a cual irle.

Cool Acid dijo...

Salir = muerte por influenza
Quedarte = muerte por aburrimiento.

Ni a cual irle.

Cerebro Gusano... dijo...

Hola, pasaba por el blog (llegué a el por medio del blog del chico migraña). Comprendo tu paranoia, yo estoy igual, he salido de manera esporádica pero en realidad siento que hasta si piso el suelo y después me quiero chupar el dedo gordo del pie, me contagiaré. Sin embargo, aunque usemos tapabocas de Emiliano Zapata o el Che Guevara (incluso de Bruce Campbell o Darth Vader) pues no funcionarán. En realidad, están sirviendo como "placebo" para la población; se usan como instrumento para lograr la tranquilidad de la gente (algo así como la Virgencita de Guadalupe) su superficie porosa hace que el virus penetre. Supuestamente lo más efectivos son los "N95" (y no, no son celulares). Pero no te preocupes, tú sal de tu casa y aprovecha que HAY MÁS AIRE LIBRE PARA TI SOLITA acuérdate que, parodiando a una vieja canción, "Virus is NOT in the air". Aunque pensándolo bien si eres del DF igual y salir implicaría que tus pulmones inhalarían mayor cantidad de smog... lo que te llevaría a una neumonía crónica, impidiendo que pudieras respirar y al final acabarías muerta de la misma forma que la influenza porcina... así que mejor quédate en tu casa. Jaja.

Saludos, buen blog.

Tsunami dijo...

si mejor quédate a platicar... second life??? si ni con mi vida puedo!!!:S

Chico Migraña dijo...

Can you help me
Occupy my brain?
Oh yeah

madmanmau dijo...

yo una de las veces que salí me cubrí con un cubebocas con estampado del fiend de misfits.....me dijeron "ahi viene la calaca" cuando pase junto a unos taxistas....

mr.furia dijo...

Duerme y espera a que pase algun milagro.

rfr dijo...

puedes postear, muchos posts en un día, implantar un record, cuántas cosas en tu día normal son posteables?