domingo, 25 de enero de 2009

Post de madrugada

Los vecinos tienen una fiesta muy ruidosa y gritan canciones de La Gusana Ciega. Doy vueltas en la cama. Mi reino por unos tapones para los oídos. De pronto recuerdo la fiesta de adolescentes de 1979 y a la enojada mujer en bata y con tubos en el cabello que llama a la policía para quejarse por el escándalo. Demonios, tengo 19 años y ya me molesta el ruido. Yo no quiero ser una anciana, no quiero ser así, ¡Nooooooooooooooooooooooo!

6 comentarios:

Fire_tony dijo...

Yo me dormí como hasta las tres y no estaba enfiestado... Creo que necesito amigos.

esclavo del infierno dijo...

ja ja anciana todo mundo no desea crecer

Taquero Narcosatánico dijo...

O sea que lo que separa a la juventud de la cenectud es la capacidad de soportar el "vuelves a seeeeeeeeeeeeer miiiiiiiiss sueños blablabla"?

Ya chomoch doch.

mr.furia dijo...

Minimo no escuchaban regeton una de esas cosas del DEMONIO.

Générique dijo...

¿La solución? Tocar a su puerta y declarar: "Le bajan a su escándalo o me invitan a su fiesta."

Si te llegan a contestar: "Si, ahorita le bajamos" ¡Ya estás vieja! (¡Y se te nota!)




¡Sonríe!

Chava dijo...

ps la verdad es que si estás vieja