domingo, 25 de enero de 2009

Chico guapo

Comía plácidamente a la mesa de un restaurante cuando lo vi a lo lejos: medio jipioso, medio rockero, seguramente un músico. Muy guapo. De pronto empezó a caminar hacia mí y yo me puse de mil colores. Me tocó el hombro y habló:

- ¡Hola Zombie!

- Hola... ¡Primo!

Demonios. Somos parientes. Gr.

8 comentarios:

Générique dijo...

Y ¿dónde quedó eso de que "a la prima, se le arrima"? =P




¡Sonríe!

Arthur Alan Gore dijo...

si fuera cuento, sería excelnte. Como anécdota es aún mejor.

Lorena Ceballos dijo...

Que lástima... snif... pobrecita de ti =(

pues presenta, no?

Chava dijo...

tu igual agárratelo a besos

Chava dijo...

tu igual agárratelo a besos

Fire_tony dijo...

Jajajajaj.

Been there.

M.L.Rod dijo...

Sheez... Ya, a mi también me pasa. Seguido. Pinches primos, quién los manda ser tan guapos.

Ah, por cierto, al lector lo que pida, jaja, ya hay nueva entrada.
Saludos, Miss Zombie.

memo rockers dijo...

no hay pedo al primo se le arrima.....por cierto no hay problema de que apesten